toro

Como ya se sabe, la Fiat Toro fue pionera en la categoría de las pick ups compactas junto con la Renault Duster Oroch, un segmento que llamó la atención de muchas marcas y en el que se espera una competencia casi tan reñida como entre las camionetas medianas en los próximos años, cuando se sumen Ford, Chevrolet y Volkswagen, entre otras. Claro que para seguir siendo referente el producto de la marca italiana tiene que mantenerse actualizada y en Brasil ya están trabajando en ello: recientemente fue fotografiada una unidad de pruebas que además de cambios estéticos, estrenaría las nuevas mecánicas Firefly turbo.

Cargada en un camión “mosquito”, esta unidad lucía un espeso camuflaje en su carrocería, sin embargo, algunos detalles asomaban algo más claramente, como los faros. Si bien se mantendría el formato actual, con las luces de circulación diurna en la parte superior y los faros principales por debajo, ahora contarán con tecnología 100% de Led tanto en las DRL, como en las bajas y altas, con proyectores rectangulares. La toma de aire central pasaría a alojar el nuevo emblema de Fiat, con las letras en lugar del logo tradicional. Por debajo, el paragolpes también habría sido rediseñado, especialmente en su parte inferior, con una defensa algo más prominente.

toro

De perfil sólo se destaca el nuevo diseño de las llantas de aleación, que junto con la carcasa de los espejos y las barras de techo, estaban pintadas de un color negro brillante, posiblemente como una variante con estética más deportiva.

En la parte trasera, el paragolpes también recibirá una sutil modificación en su diseño, al igual que los faros. La tapa de la caja de carga, seguirá con la apertura batiente o tipo armario.

Además del diseño, la otra gran novedad de la Toro 2022 estará bajo el capot: si bien se mantendrá el motor naftero 1.8 eTorQ de 130 CV para las versiones más accesibles (con caja manual de 5 marchas o automática de 6 velocidades) y el turbodiesel Multijet 2.0 de 170 CV –que podría sumar más potencia- (con caja automática de 9 marchas y tracción 4×4), el propulsor naftero 2.4 Tigershark de 174 CV ofrecido en Brasil hasta este año será reemplazado por el nuevo impulsor naftero Firefly 1.3 turbo, con una potencia estimada de 180 CV y unido a la nueva caja automática CVT que Fiat está desarrollando para sus vehículos equipados con estos motores de la familia GSE.

toro atras

Las fotos fueron publicadas por nuestros colegas de Autos Segredos y se estima que esta actualización sea presentada hacia mediados o fines del año que viene. Vale recordar que el inicio de la producción de los nuevos propulsores Firefly 1.0 y 1.3 turbo está previsto para octubre de este año en la planta de Betim y que serán incorporados paulatinamente a la gama de Fiat y de Jeep en los próximos años.



Source link