chery eq5

Chery tampoco se quiere quedar afuera de la carrera hacia la electrificación  y ya tiene previsto contar con su propio SUV 100% eléctrico: conocido internamente como Proyecto S61 –y extraoficialmente como eQ5 que sería su nombre definitivo-, promete ser una vidriera de la tecnología, el diseño y capacidades técnicas que la marca puede desarrollar.

Creado en conjunto por Chery Auto, compañía surgida de un joint venture con Tata Motors, está basado en la nueva plataforma LFS, dedicada exclusivamente para vehículos eléctricos y que se destaca además por estar construida en un 93% de aluminio. En el caso del SUV, hasta ahora se base que cuenta con una distancia entre ejes de 2.805 mm y un porte semejante al de una Ford Kuga.

Sin dudas, además de su mecánica, de la que hablaremos más adelante, una de las características más llamativas del eQ5 es su diseño, que marca una nueva filosofía estética para Chery y que propone combinar una imagen deportiva con una apariencia bastante singular, que puede parecer atractiva para algunos y para otros no tanto, pero que realmente no pasa desapercibida. El detalle más personal es cómo está resuelto el sector frontal con faros ubicados sobre la línea del capot y otros grupos ópticos más abajo. Es un recurso parecido al que utilizan otras automotrices como Hyundai, pero en este caso orientados más hacia arriba, como los productos de su par china/sueca Lynk&Co.

Chery eQ5

De perfil sobresale su línea de cintura alta y un remate posterior que busca darle cierto aire de coupé. Como todo SUV, no faltan las protecciones en plástico negro en los bajos de la carrocería ni unas enormes llantas de aleación de 18 pulgadas con terminación bitono. La parte trasera también transmite deportividad, con faros finos y rectangulares que se extienden a lo ancho del portón y una suerte de salidas de aire y difusor que ocupan gran parte del paragolpes, pero que no tienen función.

Puertas adentro también luce completamente distinto a otros productos de la firma asiática, destacándose por su tecnología: cuenta con una doble pantalla unida por un marco donde se concentra la información del instrumental en una y del sistema multimedia en la otra. Sus formas más tridimensionales, detalles en aluminio y revestimientos en cuero de color negro contrastados con tonos marrones lo hacen ver más refinado. Pero detrás de esa imagen, hay avanzados software: reconocimiento facial, reconocimiento de voz, numerosos asistentes de conducción, control de temperatura con sistema de purificación de aire y hasta internet 5G.

interior Chery eQ5

Pasando a su mecánica, curiosamente es poco lo que se sabe del eQ5 hasta ahora: hay imágenes oficiales de estudio y saliendo de la planta de producción, pero Chery aún se guarda los datos técnicos para su presentación que debería darse este mismo año. Según medios de prensa del Gigante Asiático, contará con dos niveles de potencia, 163 y 177 CV, alimentados por baterías de iones de litio –cuya capacidad es desconocida-, que le proporcionarán una autonomía de hasta 510 kilómetros según el ciclo NEDC.



Source link