Chevrolet volvió a lograr un hito en términos de producción: su emblemático deportivo, el Corvette, alcanzó las 1.750.000 unidades producidas, por lo que promedia una producción de 71 unidades por día desde 1953, año de su lanzamiento. En consecuencia, General Motors decidió decorar de forma especial al Corvette que marcó la llegada a dicha cifra, que además se entregará a su dueño de una forma particular


Breve repaso histórico



Con la intención de crear un Chevrolet netamente deportivo y con influencias europeas, en 1951 Harley Earl, jefe de diseño de General Motors, comenzó a trabajar en el «Project Opel». Dos años más tarde nació el Corvette, auto de alto desempeño compuesto por paneles de fibra de vidrio y un motor de seis cilindros en línea.


En 1955 aparecería una versión con motor V8, mientras que para 1963 hizo su estreno la segunda generación, en la que se incluyeron varias mejoras como por ejemplo un nuevo diseño exterior, que sentaría las bases de las futuras generaciones hasta llegar al actual C8.


Para conocer al detalle la historia del modelo, te recomendamos ver la nota que publicamos hace poco más de un año, tras el lanzamiento de la octava generación.


Homenaje al pionero



Rindiendo homenaje al primer Corvette de la historia, la unidad número 1.750.000 se destaca por estar pintada de blanco en el exterior y de rojo en su interior. Al tratarse de un vehículo especial, el National Corvette Museum lo sorteará entre las personas que compren una de las 1.500 rifas que tendrán un valor de USD 200. Todas las ganancias obtenidas por el sorteo serán donadas al museo.


¿Cuál es tu Corvette favorito?



Source link