Como sucede con todos los autos producidos por Bugatti, antes de llegar a manos de sus dueños cada unidad del Divo es sometida una dura prueba de evaluación de calidad. Veamos en qué consiste.


Máximo cuidado



Antes de salir de la fábrica por primera vez, los ingenieros de la marca francesa cubren la carrocería con una capa protectora de 8m2 y le instalan un piso protector diseñado para realizar pruebas. Además, calzan al hiperdeportivo con un conjunto de neumáticos y llantas exclusivos para los test, para luego iniciar el control de todas las funciones electrónicas y el ajuste del chasis.


El siguiente paso consiste en que el piloto e ingeniero Steve Jenny conduzca el Divo a la vía pública. Jenny es un especialista de los controles de calidad y es el responsable de aprobar el comportamiento dinámico de los Bugatti desde 2005. Desde entonces el 95% de los vehículos construidos por la marca pasaron por sus manos, por lo que condujo más de 340.000 kilómetros al volante de modelos como el Divo, el Veyron y el Chiron.



Jenny tiene una larga lista de cosas a verificar. Todo comienza con la aprobación requerida para el país al que se enviará el auto. Posteriormente, recorre unos 300 kilómetros por las rutas francesas de Alsacia y las montañas de los Vosgos, para luego someter a los vehículos a pruebas de velocidad y frenado en una pista cerrada en el aeropuerto de Colmar.


Tanto durante como al final de estos ensayos, el ingeniero registra cada una de las reacciones, ruidos e impresiones utilizando un dispositivo especial, para así analizar con sus colegas el comportamiento del vehículo.



Una vez hechos los arreglos, -si eso fue necesario- se le cambian los engranajes de la caja de cambios, las ruedas y el piso protector, para luego realizar una última prueba, de una hora y de más de 50 kilómetros, tras la cual recibe la aprobación técnica.


Finalmente, la capa protectora es retirada de la carrocería y un grupo de técnicos revisa durante casi seis horas si existe algún desperfecto. Si no hay ninguno, el auto está listo para salir de fábrica.



Source link