En 1968, el Shelby GT500 se convirtió en la máxima expresión del Ford Mustang. El famoso muscle-car llegó al extremo de su preparación con esta versión firmada por Carroll Shelby. Y pasó a la historia por su apodo: “King of the Road” (“Rey del Camino”).

Un ejemplar de esos King of The Road -que llegó al país en noviembre de 2019 y sería uno de los dos o tres que hay en Argentina- será una de las estrellas de una fiesta muy especial que se celebrará este domingo: el cuarto aniversario del lanzamiento del Mustang, comercializado por Ford Argentina (leer crítica).

El festejo será mediante una transmisión vía streaming por el canal de YouTube y muro de Facebook de Ford Argentina. La marca promete un show con mucho rock and roll, muscle cars, algún invitado sorpresa y el Rey del Camino en el centro de la escena.

A modo de anticipo, Autoblog tuvo acceso directo al GT500. El ejemplar pertenece a Emi Mustang, un conocido coleccionista argentino de muscle-cars y otros autos deportivos.

“El auto lo encontré en Miami hace seis años y no dudé en comprarlo en el acto. Fue amor a primera vista”, le explicó Emi a Autoblog. “El dueño anterior lo había comprado para su hijo, pero se asustó después de manejarlo: es un auto muy potente y además tenía un problema en los frenos”, agregó.

El GT500 llegó a la Argentina hace un año y, desde entonces, estuvo sometido a un profundo proceso de restauración. “Entre otras cosas, descubrimos que los frenos estaban mal instalados. Por eso frenaba poco. Los frenos que tiene son muy buenos, con discos en las cuatro ruedas, pero por error le habían colocado la bomba equivocada. Ahora frena derecho, como corresponde a un auto de esta potencia”, agregó.

El GT500 se distingue con facilidad por varias piezas de su carrocería fabricadas en fibra de vidrio: trompa, capot, tapa de baúl y tomas de aire estaban hechas en este material, más liviano que la chapa convencional.

Pero la gran diferencia está en el motor: salía de fábrica con un Cobra Jet V8 7.0, con 335 caballos de potencia y 600 Nm de torque. Esos eran los valores declarados por Shelby, aunque siempre se sospechó que informaba mucha menor potencia que la real, para no alarmar a las autoridades que homologaban la comercialización de sus vehículos.

En el caso de este ejemplar en particular, el motor fue llevado hasta nueve litros de cilindrada. “También se cambiaron los carburadores por inyectores. Ahora es un auto clásico que se puede manejar todos los días. Así funciona mejor en alta y en baja, sin que se empasten las bujías. También mejoró la potencia: ahora tiene 650 caballos y el motor está preparado para trabajar bien arriba, hasta por encima de las 6.000 rpm”, explicó Emi.

También se cambió la transmisión: la caja original de cuatro velocidades fue cambiada por una de cinco marchas, fabricada por Shelby American, la firma de alta performance que llevan adelante los herederos de Carroll Shelby.

“Siempre quise un GT500, pero los ejemplares en esta condición no son fáciles de encontrar. En mi colección también tengo un Mustang Coupé de 1967, pero el King es un auto muy superior en prestaciones: sueño con poder llevarlo a las 1000 Millas Sport, en cuanto se pueda”, concluyó.

C.C.

***

Este Shelby GT500 King of the Road llegó a la Argentina en noviembre de 2019.

Fue restaurado por completo y se le hicieron mejoras mecánicas.

El V8 aumentó la cilindrada de 7 a 9 litros. Y se cambiaron los carburadores por inyectores.

Pasó de 335 a 650 caballos de potencia.

Un auténtico Shelby American.

 El legendario GT500 King of the Road.

 Tapa de baúl en fibra de vidrio.

Capot y tomas de aire también en fibra.

Neumáticos semi-slicks y frenos a disco en las cuatro ruedas.

Habitáculo con jaula de seguridad y arneses anclados a la barra superior.

Volante de madera y nueva caja manual de cinco velocidades (la original, era de cuatro).

El tablero graduado hasta 140 mph (225 km/h) se queda corto.

La Cobra, en cada rincón.

Siempre acechando.

Este Shelby Mustang será una de las estrellas de la fiesta por el cuarto aniversario del Mustang vendido por Ford Argentina.

Su propietario es Emi Mustang.

Un conocido coleccionista de muscle-cars y otros deportivos.

Antes del show, el King of the Road protagonizó esta producción exclusiva para Autoblog.

Bienvenido a la Argentina.

Larga vida al King.

***

ADEMÁS
En el Twitter de @Autoblogcomar



Source link