“Señor Pagliaro, Señor Aranda: esto constituye un pedido de auxilio tendiente a salvar la actividad deportiva y la inversión del Grupo Clarín en el negocio automovilístico del que dependemos. Si esto no se advierte, irremediablemente desapareceremos con rapidez”.

Con estas palabras -acompañadas por otras varias denuncias- los equipos que conforman el Súper TC2000 enviaron una carta de reclamo a los principales accionistas del Grupo Clarín, propietario de la categoría más tecnológica del automovilismo argentino desde hace una década.

En el texto -fechado el 31 de marzo, pero que recién trascendió hoy en las redes sociales- los equipos acusan a Lucio Pagliaro y José Aranda de haber abandonado al STC2000. También señalan a la empresa Carburando -perteneciente al Grupo Clarín- por los errores en las transmisiones de las carreras.

Los integrantes de la categoría también le reprochan a Grupo Clarín el haber espantado la participación de las terminales automotrices: hoy sólo Chevrolet, Honda, Renault y Toyota tienen equipos oficiales en el STC2000.

La carta tuvo hoy una gran repercusión en varios medios, excepto en los pertenecientes al Grupo Clarín y sus aliados estratégicos. Se reproduce completa acá abajo.

***

***

***

***



Source link