Cuando se estrenó el nuevo FIAT 500 solo lo habia hecho en la versión convertible, que resultó ser una edición especial de lanzamiento. Denominada «La Prima» (la primera), fue la que inició el camino del modelo en la movilidad 100% eléctrica, que hoy continúa con el 500 versión hatchback. Lanzado luego de que se agotaran las unidades cabriolet, esta nueva variante reemplaza el techo convertible por uno panorámico de cristal.



Al llamativo y eficiente diseño de este modelo se le suma un spoiler ubicado en el clásico portón trasero, que combina a la perfección con accesorios como las llantas de 17 pulgadas, detalles cromados que se distribuyen por distintas zonas de la carrocería y focos con iluminación Full LED que proyectan parte de su rango lumínico por una llamativa ranura ubicada en el capot. Además, el 500 puede ser pintado de tres colores exclusivos, todos inspirados en la naturaleza: el micado Ocean Green, el metalizado Mineral Grey y el tricapa Celestial Blue.



El cinquecento “La Prima” es impulsado por un motor que genera una potencia de 87 kW, proporcionando una velocidad máxima limitada de 150 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9 segundos. Sus baterias de iones de litio tienen una capacidad de 42 kWh, que le dan un rango de hasta 320 kilómetros de autonomía, según el ciclo WLTP.



Este eléctrico es el primer modelo de su categoría en incluir sistemas de conducción autónoma Nivel 2, que le permite al frenar o acelerar automáticamente y en respuesta a cualquier obstáculo que encuentre mantener el vehículo en el centro del carril, siempre que las líneas del camino se vean de forma clara. También puede leer y recomendar los límites de velocidad, controlar los puntos ciegos a través de sensores ultrasónicos y avisar si se acerca algún otro vehículo con una luz de advertencia triangular en el espejo retrovisor, entre otras asistencias.



Source link