La Justicia Federal de Campana, a través de un procedimiento de la Policía Federal, incautó hoy un Porsche Boxster S, dos motos BMW y un camión Mercedes-Benz Actros a raíz de una denuncia realizada por la Aduana Argentina, en una causa donde se investiga la violación al régimen de repatriación.

Se trata del trámite aduanero que permite ingresar vehículos usados a nombre de ciudadanos argentinos que vuelven a radicarse en el país, después de haber vivido en el extranjero.

El régimen de repatriación es un beneficio para esos ciudadanos, pero se debe cumplir con una serie de reglas y condiciones para poder acceder al permiso. Los vehículos deben permanecer en poder de los propietarios durante un período de tiempo y el beneficiario no puede volver a radicarse en el exterior durante ese lapso (ver todas las condiciones).

La violación de estas condiciones desencadenó la incautación de estos vehículos. No es la primera vez que ocurre: en el pasado hubo procedimientos similares con autos de Ferrari (ver notas).

El sitio Infobae publicó hoy los detalles del procedimiento realizado hoy por la Policía Federal (ver nota abajo).

***

Nota de Infobae
Vehículos de lujo que entraron de contrabando al país fueron encontrados en distintos allanamientos

Por Omar Lavieri

Un Porsche Boxter S, dos motos BMW Adventure y un camión Mercedes Benz Actros 1831 fueron secuestrados hoy por efectivos del Departamento Delitos Federales de la Policía Federal en varios allanamientos que se realizaron en la ciudad de Luján, provincia de Buenos Aires. Los vehículos de alto valor habían sido ingresados al país de acuerdo con el régimen que permite la repatriación de los bienes de argentinos que vivieron en el exterior y vuelven al país.

La causa judicial se inició con una denuncia de la Aduana presentada ante el Juzgado Nacional en lo Penal Económico 5 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a cargo de Diego Amarante, quien, por considerar que las importaciones que se investigaban fueron oficializadas ante la Aduana de la localidad de Campana, se declaró incompetente. Fue así que el expediente llegó al juzgado federal de Campana a cargo Adrián González Charvay.

La denuncia inicial señalaba que las personas que hicieron el trámite de repatriación seguirían viviendo en el exterior y solo entraron al país para firmar los papeles de los vehículos. Fuentes judiciales explicaron a Infobae que la resolución que regula la importación de bienes de argentinos que vuelven del exterior luego de dos años o más de residencia afuera establece que los autos deben estar registrados en un domicilio fijo, con un trámite de ingreso a la Argentina iniciado al menos tres meses antes de la llegada con una factura de compra o declaración de valor adjunta. Agregaron que los vehículos no pueden ser vendidos, según establece la resolución, por al menos dos años después de la llegada al país.

Según las fuentes de la investigación, el Porsche fue hallado en la concesionaria “Esprigitto” en Luján, provincia de Buenos Aires. El auto de lujo había sido importado desde España por Luis Rodolfo Blanco e ingresado al país a través de la Aduana de Campana bajo el régimen de mudanza que permite la repatriación de los bienes. Una de las motos BMW secuestradas también había sido importada por Blanco desde España en 2018. En un de los allanamientos de hoy fue hallada en poder de otra persona -en Luján- a la que Blanco le había extendido un poder para manejarla y que en 2019 se había convertido en la titular del dominio del vehículo. El Porsche, según se desprende de la investigación, había pasado por varias manos antes de llegar a la concesionaria allanada.

La segunda moto BMW había sido importada en octubre de 2018 por Carlos Alberto Soneira desde España mediante el mismo trámite de mudanza realizado en la Aduana de Campana. La moto estaba en poder de una persona que tenía una autorización para conducirla desde enero de 2020.

En otro procedimiento realizado en Luján se secuestró un camión Mercedes Benz que había sido importado por Soneira con el mismo procedimiento que la moto BMW. El negocio -explicaron los investigadores- es comprar en el exterior los vehículos a un precio bajo, ingresarlos al país sin impuestos y luego revenderlos aquí sin esperar los plazos establecidos por la normativa.

González Charvay ordenó también allanar la escribanía de Luján perteneciente a Paola Valeria Cibin en la que Blanco y Soneira extendieron los poderes para que los vehículos pudieran ser conducidos por las personas que terminarían siendo los dueños. Otro de los allanamientos realizados por agentes de la Federal se produjo en la casa del despachante de Aduana Jorge Agustín Viaña, que figuraba como apoderado de Blanco y Soneira y era quien hacía los trámites ante la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

***

Una de las motos BMW incautadas por la Policía Federal.

El Mercedes-Benz Actros también secuestrado en el procedimiento policial.

Esta Ferrari fue rematada por violar el régimen de repatriación (ver nota).

¿Cómo se realiza una repatriación? Ver condiciones y trámite completo, con el caso de un Porsche y una Maserati (ver nota).



Source link