Todos la conocen por ser la nieta de Mirtha Legrand. Y también por ser la “conductora suplente en pandemia” de los almuerzos y cenas más famosos de la TV. Lo que pocos saben es que Juana Viale es una fanática fierrera. Y, por eso mismo, fue una de las protagonistas de los festejos por el cuarto aniversario del Ford Mustang en Argentina (ver notas).

Lo saben pocos, pero al charlar con ella resulta tan obvio que deberían saberlo muchos más. Juanita es hija de Marcela Tinayre, pero también es integrante de una de las dinastías más tuercas de la Argentina: los Viale del Carril. Su tío Atilio fue uno de los pilotos más temerarios de Turismo Carretera y Sport Prototipos.

Por ese motivo (y porque esta nota de la semana pasada generó mucha curiosidad en los lectores), Autoblog entrevistó a Juanita, la fierrera.

-Sos parte de una familia con tradición tuerca, ¿cuál es el primer recuerdo que tenés de tu relación con los autos?
-Sí, vengo de una familia muy fierrera: tuerca, bien tuerca. No sabría decirte cuál es mi primer recuerdo, pero sí que siempre estuve rodeada de autos y motos en mi vida. ¡Me llevaban al Autódromo en vez de llevarme a la plaza! Mi tío Atilio Viale era corredor de Ford y tenía una Falcon Rural, donde nos subíamos todos los primos y así viajábamos a todos lados.

-¿Con qué auto aprendiste a manejar y quién te enseñó?
-Aprendí a manejar con varios autos. Mi viejo fue mi primer maestro. También pasé por la tutela de mi hermano, Nacho. Y luego mi primer auto: un Ford Focus III.

-Sabemos que para el uso diario manejás una Ford Ranger. ¿Por qué una pick-up y por qué ese modelo?
-Yo siempre fui una mujer de bártulos, de tener un alma nómade, de buscar lugares inhóspitos, y para eso necesito una camioneta. Amo viajar por Argentina, recorrer la Ruta 40: carpa, hijos y perros. También tengo mi amor por el mar, ir a surfear (también con hijos, perros y tablas). Soy una gran mujer rutera y off-road. La camioneta, además de permitirme viajar por todo tipo de caminos, me permite frenar donde sea, recostarme en la caja, ver las estrellas, sentarme a ver el atardecer. ¡La Ranger es mi casa móvil!

-Hace poco hiciste la presentación de la Ford Territory. Y comentaste que el baúl era bueno “para ponerla”. Yo estuve probando durante una semana la Territory y no entendí. ¿Podrías explicarme?
-¡Para poner la tabla! ¡La tabla de surf! Tiene mucho espacio en el baúl. Podés bajar los asientos y te queda un espacio buenísimo. Lo que sí: no te cambio la Ranger por una Territory. Me gusta mucho la Ranger Raptor. Estoy esperando que Ford me entregue la Ranger Raptor como me prometió. Hace meses que la estoy esperando. Más ahora que viene el calor y es especial para agarrar ruta y perderse por Argentina

-Hablando de la Raptor, me pasaron una foto. Estás vos en el asiento de la Ranger Raptor, volando por los aires junto a Federico Villagra, en una pista de rally en Córdoba. ¿Cómo fue esa experiencia?
-¡Muy buena experiencia! Amo los desafíos, amo sentir el vértigo y más siendo compañera de Federico. Esa fue la primera vez que manejé la Raptor. Acelerar, doblar al máximo y que no se vuelque… ¡faaaaa!

-¿Cómo es eso de que “no se vuelque”?
-Es así. Yo manejo una Ford Ranger porque es la única pick-up que no vuelca. Esto debería explicarlo mejor un ingeniero, ¡pero no vuelca!

-¿Y qué opinás del Mustang?¿Lo manejaste?
-El nuevo Mustang no lo manejé. Es otra cosa pendiente de Ford. Pero por suerte tengo amigos, bien tuercas, que tienen Mustang originales, y me permiten manejarlos.

-¿Siempre andás con vehículos de canje o influencer? Es una pregunta respetuosa y sin chicanas. Se sabe que todos los que trabajamos en los medios de comunicación (y acá me incluyo) no metemos la mano en el bolsillo ni en la Antártida. ¿En el garage personal de Juana no hay algún auto propio, que hayas pagado vos misma?
-Yo soy embajadora de Ford, especialmente por lo que es la Ranger. Tuve mi Ford Focus propio. También tuve un Peugeot. Tuve una camioneta Mazda y otra Mitsubishi. Y también tengo mi moto.

-Siempre tuve una duda. ¿Tu abuela maneja? Transmite esa imagen de ser una persona que nació teniendo chofer y limousine.
-Sí, obviamente ya no maneja, pero manejó toda su vida. De hecho, al colegio venía ella a buscarme en su auto. Ni hablar de mi abuelo Daniel Tinayre, que era amante de los autos también. Siempre ambos manejaron sus autos. Y los dos, siempre al volante, con guantes de cuero.

-Con el corazón en la mano, decime cuáles serían los tres autos que tendrías en tu garage, sin importar presupuesto ni contratos publicitarios.
-Porsche 356 Speedster, BMW 507 de 1956 y Porsche Singer. ¡Qué lindo que es soñar! Y obvio que una Raptor, pero creo que ese sueño me lo va a concretar Ford.

Entrevista de C.C.

***

Juana Viale, en la fiesta por los cuatro años del Mustang vendido por Ford Argentina (ver notas acá).

En agosto fue la encargada de presentar la Ford Territory. Su metáfora sobre el baúl levantó polvareda (ver video).

“Lo que sí: no te cambio la Ranger por una Territory”.

Volando con la Ford Ranger Raptor, en la pista de Oreste Berta en Córdoba. Maneja Federico Villagra.

“El nuevo Mustang no lo manejé. Es otra cosa pendiente de Ford. Pero por suerte tengo amigos, bien tuercas, que tienen Mustang originales, y me permiten manejarlos”.

***

VIDEO: La fiesta del Ford Mustang en Argentina



Source link