Tras la devaluación, los autos aumentaron y las ventas cayeron drásticamente. A poco de cerrar el año, el mercado está complicado y necesita señales.

source