honda fit

La nueva generación del Fit comienza a llegar a los diversos mercados donde será comercializado, pero, a pesar de ser un producto global, Honda también se permite algunas concesiones estéticas de acuerdo al gusto del público. Este es el caso del Fit destinado al mercado chino, que presenta algunos cambios de diseño respecto al que fue develado el año pasado.

Uno de los rasgos más llamativos y que generó algunas críticas al momento de su presentación global fue el sector frontal, con una parrilla casi ciega que le otorgaba una imagen más moderna, pero bastante simple. Ese fue el principal detalle que se modificó en el modelo chino, que luce una parrilla mucho más grande y convencional, junto con paragolpes con tomas de aire más grandes y un marco para las luces antiniebla en forma de C. Con estas modificaciones, el monovolumen gana un aspecto algo más agresivo. También en aquel país se ofrecerá con la opción del techo pintado de color negro contrastando con la carrocería (Sport) o con estética aventurera (Crosstar), con pasarruedas, barras de techo y otros accesorios que lo asemejan a un crossover.

Si bien hasta el momento no trascendieron imágenes del interior, el tablero sí se mantendría igual a su par japonés, con un nuevo instrumental 100% digital configurable por el conductor. En cambio, el sistema multimedia sí sería específico para el país. Por su parte, el paquete de asistencias a la conducción Honda Sensing, sí será ofrecido en el Gigante Asiático, con control de velocidad crucero adaptativo, sensor de ángulo muerto o frenado autónomo de emergencia, como principales ítems.

Pero eso no es todo: la gran diferencia está debajo del capot. Sorpresivamente, Honda decidió no ofrecer –al menos por el momento- la versión híbrida del Fit, sino que allí sólo estará disponible con un motor naftero 1.5 i-VTEC de 131 CV, asociado a una caja automática CVT. El motor, identificado como L15BU sería el mismo del Civic, manteniendo la inyección directa, pero dejando de largo el turbo.

¿Cuál será el diseño para el Fit comercializado en nuestra región? Por el momento es una incógnita, aunque al menos sí hay planes concretos para que el renovado monovolumen también desembarque en Brasil y posiblemente en Argentina. De hecho, hace un mes atrás se conocieron los registros en el INPI (Instituto Nacional de la Propiedad de Brasil) en los que fue patentado el diseño de la variante Crosstar. De concretar su arribo, la firma nipona haría un importante replanteo a su gama: traería el City hatchback –también registrado en el INPI- para competir en el segmento B, mientras que el Fit se ubicará como una propuesta algo más exclusiva y refinada, incluso sustituyendo a la actual WR-V.



Source link