En marzo de 2011, un terremoto de 9.1 grados de magnitud desató un tsunami con olas de hasta 41 metros de altura en Japón. El maremoto golpeó a la central de Fukushiima y agregó un desastre nuclear a la ya terrible catástrofe natural.

En aquellos tiempos, el Nissan Leaf ya se vendía en Japón y las baterías de esos autos se usaron para reponer la energía eléctrica en las zonas más afectadas: funcionaron como pilas de emergencia, en una situación desesperada.

Inspirados en esa experiencia, los diseñadores de Nissan acaban de presentar el nuevo Re-Leaf (que suena como “relief”, “alivio” en inglés): un vehículo pensado para actuar en catástrofes de todo tipo.

El Re-Leaf tiene mayor despeje del suelo (225 milímetros), neumáticos off-road y una cabina configurada para transportar equipos de emergencia: se eliminó el asiento trasero y se instaló una reja de protección.

Además, se instalaron tres enchufes (dos externos y uno interno) para suministrar electricidad de 230v, para abastecer con luz a un hogar durante un máximo de seis días. Los enchufes también se pueden utilizar para alimentar todo tipo de aparatos, desde taladros hasta respiradores automáticos.

“Los vehículos eléctricos están demostrando ser una de las tecnologías que puede mejorar la resiliencia del sector energético. Ya sea como apoyo en caso de desastres o conectados a la red eléctrica mediante el sistema Vehicle-to-Grid, son los únicos capaces de crear una planta de energía virtual para mantener el suministro de energía”, informó Nissan

Toda la información técnica (en español) sobre el Nissan Re-Leaf está en la ficha técnica para descargar, acá abajo.

***

Archivo para descargar: Ficha técnica Nissan Re-Leaf

***

***

VIDEO: Nissan Re-Leaf

***

Un eléctrico en Buenos Aires: 33 horas con el Nissan Leaf. Leer nota.



Source link