El Peugeot 208 II, segunda generación del hatchback del León para el Segmento B (chico), se fabrica y vende desde hace un año en la Argentina (leer crítica). Y, para complementar la gama, desde el mes pasado llega importado de Eslovaquia el auto que ves en estas fotos: el 208 GT.

En realidad, también llegó desde Eslovaquia el 208 GT-Line, pero fueron sólo 40 unidades y ya se vendieron todas (ver diferencias).

Mientras tanto, el 208 II nacional está teniendo un buen desempeño comercial. Es el auto que permitió modernizar y aumentar la producción en la planta de El Palomar (ex Sevel, ex PSA y ahora Stellantis). Y, debido a la distorsión generada por las restricciones del Gobierno a las importaciones, en lo que va del 2021 se consolidó como el sexto auto más vendido de la Argentina (cuarto, entre los de producción nacional).

Ranking de patentamientos Enero – Mayo 2021
1. Fiat Cronos (Argentina): 15.969 unidades
2. Toyota Hilux (Argentina): 11.398
3. Volkswagen Amarok (Argentina): 8.549
4. Volkswagen Gol Trend (Brasil): 7.699
5. Toyota Etios (Brasil): 6.869
6. Peugeot 208 (Argentina): 6.626
7. Ford Ranger (Argentina): 5.834
8. Toyota Yaris (Brasil): 5.390
9. Chevrolet Onix (Brasil): 5.332
10. Toyota Corolla (Brasil): 4.832

Entonces, si el 208 II camina tan bien, ¿por qué Peugeot creyó necesario traer el 208 GT desde la lejana Eslovaquia? En primer lugar, para mantener una tradición: Peugeot Argentina siempre ofreció -con precios exclusivos y en pocas unidades- versiones más caras y exclusivas de sus modelos de producción regional.

Ocurrió con el 405 argentino (¿quién no recuerda al genial Mi16 francés, que incluyó una explosiva variante T16 4×4?), pasó con el 206 nacional (desde Europa llegaron los brillantes GTi y RC) y más cerca en el tiempo sucedió con los 306 locales (imposible olvidar al hermoso Cabrio by Pininfarina) o el 308 (cuya segunda generación sólo llegó importada).

Ese es el rol que tiene el 208 GT eslovaco: cumplir con una tradición. Aunque ese no es el único motivo de su llegada. Sucede que, cuando nació el proyecto del 208 II en Argentina, en una primera etapa se consideró y se llegó a probar una variante nacional con el motor 1.2 turbo del GT.

Sin embargo, la marca explicó que “por razones de costos”, esa versión nunca llegó a producirse en serie en El Palomar. Así fue cómo el 208 Feline se terminó convirtiendo en la variante tope de gama nacional, cuando ese lugar estaba originalmente planeado para el GT argentino.

El plan del GT local se canceló, pero esa puerta no se cerró por completo. Proveedores allegados a Stellantis le contaron a Autoblog que el proyecto de un “208 turbo y nacional” sigue en pie. Aunque todavía no recibió la “luz verde” oficial, con frecuencia se vuelve a presupuestar esa versión para evaluar una posible producción local.

Ojalá que se concrete.

Mientras tanto, en el garage de Autoblog recibimos al 208 GT eslovaco. La crítica completa se publicará la semana que viene.

C.C.

***

El Peugeot 208 GT tiene un precio de lista de 4.462.545 pesos (ver equipamiento y ficha técnica).

La crítica completa se publicará la semana que viene.

Source link