Tal como estaba previsto, el Gobierno publicó a través de la AFIP las nuevas escalas de los impuestos internos para autos, motos, embarcaciones y aviones. Se trata del mal llamado “impuesto al lujo”, que en la práctica afecta a cada vez más vehículos de gama media.

En las nuevas escalas para autos, tendrán que pagar impuestos internos todos los vehículos de pasajeros que cuesten más de dos millones de pesos (precio de venta al público). Es porque la resolución abarca a todos los modelos con valores de venta a concesionarios (sin comisiones) a partir de 1.451.300 pesos.

Se trata de una carga impositiva récord para quienes compran vehículos 0km en la Argentina. Hay modelos que pueden aumentar hasta 120% su valor desde que ingresan al país por estas nuevas disposiciones tributarias (leer nota).

Estos nuevos impuestos internos -además de las trabas aduaneras que impuso el Gobierno en los últimos meses- ya comenzaron a generar distorsiones de precios y el cobro de sobreprecios en los concesionarios. Cómo denunciarlos, en esta nota.

***



Source link