ec4

Que Citroën iba a presentar un nuevo producto el 30 de junio ya se sabía y que ese producto podía ser la nueva generación del C4 también… pero la marca francesa se tenía guardada una sorpresa más, que genera muchísimas expectativas por conocer sus características y estrategia: será 100% eléctrico. Sí, este martes la firma del doble chevrón publicó un video-teaser en twitter donde reveló que el modelo a ser presentado será el ë-C4, bajo el slogan “Citroën goes ëlectric for all” (Citroën vuelve eléctrico para todos), remarcando que la intención de la compañía es masificar la propulsión eléctrica como ya lo vino haciendo con el e-Mehari o el nuevo Ami.

La nueva generación del C4 traerá consigo cambios muy importantes, intentando combinar características de una berlina con rasgos de coupé –con un remate posterior tipo fastback-, con las de un crossover, con estética aventurera. Todo eso bajo una plataforma desarrollada inicialmente para el segmento B en lugar del C, la CMP, que ya utilizan los nuevos Peugeot 208 y 2008 o el Citroën C3 europeo. Al ser 100% eléctrico, el ë-C4 estará basado en la variante e-CMP. La propuesta de la firma del doble chevrón parece arriesgada pero tiene lógica y evitará que se superponga con la próxima generación del Peugeot 308 y del Opel Astra: tal como anticipamos en artículos anteriores, Citroën buscará combinar los principales atributos de cada formato de vehículo que mencionamos, creando un producto que se posicionará como una alternativa al segmento C, pero con la plataforma más chica y multienergética. Así, se ubicará un escalón por debajo de los jugadores tradicionales de la categoría, como un nexo entre el segmento B y C, en un nicho en el que actualmente compiten el Sköda Scala y el Fiat Tipo –próximo a actualizarse-.

Claro que la marca tendrá como principal diferencial a su diseño, que fue anticipado en algunas proyecciones tomando como base las fotos de las unidades de prueba. Y ahora que se conoció que será completamente eléctrico, el producto de Citroën no tendrá un competidor directo, lo que supone una gran ventaja: el que más se “acerca” sería el Volkswagen ID.3, pero con un precio presumiblemente superior.

Por el momento y con este cambio, no se conocen datos sobre su mecánica. Sólo a modo de referencia podemos mencionar que el e-208, con el que compartirá la plataforma e-CMP, cuenta con un motor que desarrolla una potencia de 136 CV (100 kW) y un torque de 260 Nm, acoplado a una caja automática y ofrece tres modos de conducción (Eco, Normal y Sport), así como dos niveles de recuperación de energía (Moderado y Aumentado). El paquete de baterías de 50 kWh le permite recorrer hasta 340 kilómetros según el ciclo WLTP. Es esperable que al competir en una categoría superior, el ë-C4 sume un plus de potencia y/o autonomía.

Otra duda que surge es si tendrá algunas opciones con motorización de combustión o apostará al 100% por su mecánica eléctrica. En poco más de dos semanas lo sabremos.

 



Source link